Carta a los Reyes Magos

Ojalá pudiesemos meter el espíritu de Navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año.”

HARLAN MILLER

Se están acabando las Navidades, quedas con los amigos, hablas de los Reyes Magos, hablas de cartas y ahí está… Hablas de la carta de Nano a su querido Papá Nöel. La primera vez que la escuché fue por la radio y en el programa de Gomaespuma. Luego la leí y escuché cien veces más. Incluso la leímos en nuestro programa de radio, 4con60, junto a la respuesta de Papá Nöel que nos inventamos. Me imagino cómo sería una carta de Nano a los Reyes Magos en estos tiempos…

Queridos Reyes Magos:

Os extrañará que os escriba hoy 6 de enero porque siempre le escribí a Papá Nöel y este año he creído que era mejor confiar en vosotros, una institución seria y con más años; pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido desde que os envié mi carta lleno de ilusiones pensando que igual con vosotros sería distinto, en la que os pedía que estando en crisis sólo quería que me trajerais un nuevo sillín para la bicicleta (que la tuve que comprar yo porque nunca me la trajo Papá Nöel), una foto de un tren (porque ya no tengo esperanzas de un tren eléctrico), cualquier maquinita de los chinos (si en su día pedía una nintendo 64, ahora es absurdo pediros un i-Pad) y un par de zapatos (porque nunca llegaron los patines que tanto quería).

Quiero comentaros que en los últimos años me maté estudiando la carrera y trabajando al mismo tiempo, tanto que no sólo era de los primeros de la clase, sino que gané las Olimpiadas matemáticas, la Liga de Debates y fui empleado del mes durante nueve meses seguidos. No hubo nadie que se portara mejor que yo, ni con sus papás, ni con sus hermanitos, ni con sus amigos, ni con sus profes, ni con sus jefes, ni con los jefes de sus jefes, ni con sus clientes, ni con las familias de sus clientes, ni con sus compañeros de trabajo… He hecho horas extra sin cobrar, he cambiado turnos, le he hecho su trabajo a varios profesores, sigo ayudando a los viejecitos a cruzar la calle y no hago nada que pueda ofender a los demás y sin embargo… ¡¡¡Qué huevos los vuestros, Reyes Magos!! Es que dejar sobre mis zapatillas otro año más una puta peonza, una mierda de trompeta y un maldito par de calcetines con una tarjeta que pone “Papá Nöel no te olvida”… ¡Qué cagada!… ¡Qué hostias os habéis creído, trío de las bermudas! O sea que me porto como un imbécil todo este año de crisis, me hago monárquico para no manchar las instituciones y todo para que vengais con la misma mierda que me traía el barrigudo rojo. Y no conforme con eso, al cabrón del hijo de la vecina, a ese idiota sin educación, malcriado, desobediente, que le han enchufado en el banco y que antes le gritaba a su mamá y ahora lo hace a sus empleados, a ese tonto de las pelotas, sí le llevasteis todo lo que os pidió como antes hacía el Ho ho ho. Por eso ahora quiero que venga un diluvio o algo así, para que nos lleve a la mierda a todos, ya que con unos Reyes Magos como vosotros, tan incompetentes y falsos, mejor que nos ahogue la lluvia. Empezando por esa mierda de camellos que no sé qué mierda os pasan. Os los voy a espantar para que tengais que joderos e ir caminando a pie como yo hago todos los días ¡cabrones! Ya que la bicicleta que siempre pedí era para poder ir a la Universidad y al trabajo, que quedan a tomar por saco de donde vivo y como no tengo sillín, este año sólo pedía unos zapatos para no ir descalzo… ¡Ah! Y no quisiera despedirme sin antes mentaros a la madre que os parió, ojalá que cuando estéis volviendo a Oriente se desmayen los camellos y os peguéis una buena hostia por ser tan hijos de puta. Pero eso sí, os advierto que el año que viene vais a saber lo que es de verdad una persona indignada, cabrona y un poco hijo de puta.

Atentamente, Nano (el de siempre)

PD. La peonza, la trompeta y el par de calcetines, podéis recogerlos cuando queráis y metérselo por el culo a Papá Nöel con una nota “Nano tampoco se olvida de ti”.

Si algo he aprendido en todos estos años es a tomarse la vida con humor, sea como sea y te regalen lo que te regalen Papá Nöel y los Reyes Magos. Feliz día de Reyes a todos y todas, incluso a Nano.

Anuncios