Te lo cambio

“A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones.”

STEVE JOBS

Yo no quería, pero se sentó delante de mí y dijo “tengo que hacerlo”. “¿El qué?” le pregunté. “¿El qué va a ser?” me respondió. “Cambiar“. Yo no sabía de lo que hablaba ella, pero al parecer había leído en mi blog que tenía que cambiar. Desde luego yo no lo había escrito por ella, pero me sacó una sonrisa. Vale, no es difícil sacarme una sonrisa, pero aquella sonrisa fue totalmente inesperada.

Ella quería cambiar sus clases, su forma de darlas. Quería innovar. Le dije que nos sentásemos de otra forma. Ella en mi silla y yo en la de ella. Aceptó. “¿Y ahora qué?” preguntó accelerada. “¿Qué quieres cambiar?” le devolví en forma de pregunta. “Mis clases, ya te lo he dicho”. “Siéntate en la mesa” me atreví a decirle. “¿Cómo en la mesa?”. “Así”, me senté yo en la mesa. “No te entiendo, ¿quieres que me siente en la mesa para dar clase?”… Si algo era cierto es que no me entendía… Intenté aplicar otro método: “¿Qué es cambiar, Susana?”

Ahí empezó todo. Hablamos sobre la palabra cambio, sobre miedo, sobre inseguridad, sobre reto, sobre aspiraciones, sobre sueños, sobre innovación… Te resumiré el final del encuentro y me quedo para mi recuerdo el resto… “Si buscas un cambio, puedes utilizar las preguntas que Steve Jobs se haría: ¿Le puedes poner más pasión a tu formación? ¿Puedes cambiar hacia dónde orientas tu formación? ¿Puedes implicar en tu formación cosas totalmente distintas? ¿Puedes ayudar a conquistar sueños con tu formación? ¿Puedes concentrarte en un contenido realmente valioso? ¿Puedes ofrecer vivir una experiencia en tu formación? ¿Puedes comunicarte más rápido, con más ejemplos, sin palabras, de otra manera?… Aquí tienes siete formas de cambiar, pero lo más importante para innovar es que aceptes el cambio y eso requiere cambiar una misma antes de cambiar lo que una hace.”

Anuncios