El cambio produce cambio

images

“Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.
ALEXEI TOLSTOI

Lo que le pasa a Lorena es lo siguiente. Su jefe le empieza a hablar y en un minuto ella desconecta y piensa lo que tiene que hacer porque escucharle le supone perder el tiempo. Según ella: “No soy capaz de escucharle, me aburre un montón con sus historias”. Lorena me dijo que era problema de él y yo le pregunté si a ella le ocasionaba algún problema. La respuesta fue que sí, que muchas veces no entendía lo que quería su jefe y muchas otras su relación era tensa.

Supongamos por un momento que su jefe tiene la extraña habilidad de no cambiar. Que es una de las pocas personas en este mundo que siguen siendo las mismas, con sus mismas historias y sus mismos resultados. De las que son así y así seguirán. Sólo es un suponer, ¿vale? Si su jefe no cambia, ¿qué podría hacer Lorena?… ¿Qué sucedería la próxima vez si ella atendiese palabra por palabra lo que le dice?… ¿Qué sucedería si ella intentase encontrar algo interesante en lo que le cuenta?… ¿Qué sucedería si en lugar de pensar que su jefe cuenta “un montón de historias”, pensara que su jefe necesita “dar muchos detalles para explicarse”?… ¿Qué sucedería si Lorena fuese capaz de eliminar prejuicios y preocupaciones cuando habla con su jefe?… ¿Qué sucedería si ella controlase sus emociones y especialmente, las negativas?… ¿Qué sucedería si ella cambiase?… Mucho me temo que si ella cambiase, su relación con su jefe cambiaría y si su relación cambiase, su jefe cambiaría.

Lorena decidió cambiar y su conclusión: “el cambio produce cambio”.

Anuncios